Hermandad del Cautivo

escudo-v1-header
Cautivo
ILUSTRE Y FERVOROSA HERMANDAD Y COFRADÍA DE NAZARENOS DE LA SAGRADA ENTRADA TRIUNFAL DE JESÚS EN JERUSALÉN, NUESTRO PADRE JESÚS CAUTIVO, NUESTRA MADRE Y SEÑORA DE LAS LÁGRIMAS Y SANTA MARÍA EN SU INMACULADA CONCEPCIÓN

Anexo V FÓRMULA PARA TOMA DE POSESIÓN Y JURAMENTO DE OFICIALES

DE SEÑORES OFICIALES

En virtud de lo establecido en la Regla no 63 de esta Hermandad, en el Ofertorio de la Misa del Espíritu Santo, el Secretario saliente dará lectura al Decreto de la Autoridad Eclesiástica por el que se confirma la elección. A continuación, el Hermano Mayor y Teniente de Hermano Mayor saliente, portarán las Varas que como insignias le correspondan por su rango, y con la concurrencia del Estandarte que será portado por el Secretario Primero, el Director Espiritual llamará individualmente y por su Oficio, a los miembros electos nombrados, para efectuar, de rodillas y con la mano derecha sobre los Santos Evangelios y las Reglas de la Hermandad, la renovación del juramento y testimonio de fidelidad a las mismas, mediante la siguiente fórmula.

Juro servir fielmente a la Hermandad y procurar lo necesario para desempeñar honrosa y eficazmente el Oficio de (el que proceda) en esta Junta de Gobierno, así como cumplir y hacer cumplir las Reglas de la Hermandad y los acuerdos de sus Cabildos, guardando el debido secreto de las deliberaciones de los Cabildos de Oficiales.

Realizado el juramento anterior, cada miembro de la Junta irá relevando en su puesto al anterior Hermano que ocupase el mismo cargo, con lo que quedará dispuesta y encargada la nueva Junta de Gobierno de pleno derecho.

Finalizada la Misa, el Hermano Mayor saliente, entregará al nuevo Hermano Mayor, y éste a su vez al Secretario Primero y Mayordomo Primero, las llaves que custodian los documentos de la Hermandad, y que figurarán relacionados mediante el correspondiente Inventario, que firmaran todos con el visto bueno del Hermano Mayor.

Se extenderá Acta de lo acometido y se certificará por el nuevo Secretario Primero, dando cuenta del acto a la Autoridad Eclesiástica.