Hermandad del Cautivo

escudo-v1-header
Cautivo
ILUSTRE Y FERVOROSA HERMANDAD Y COFRADÍA DE NAZARENOS DE LA SAGRADA ENTRADA TRIUNFAL DE JESÚS EN JERUSALÉN, NUESTRO PADRE JESÚS CAUTIVO, NUESTRA MADRE Y SEÑORA DE LAS LÁGRIMAS Y SANTA MARÍA EN SU INMACULADA CONCEPCIÓN

Capítulo I. MIEMBROS DE LA JUNTA

Regla 6a CONDICIONES GENERALES.

  1. Es elegible, como miembro de Junta, todo Hermano, que cumplido los dieciocho años de edad y dos años al menos de pertenencia a la Hermandad. Que serán treinta años cumplidos y diez años de antigüedad para los cargos de Hermano Mayor y Teniente Hermano Mayor, estando en posesión de las cualidades requeridas para el desempeño de cargos directivos y gozando de las condiciones exigidas por la Normas Diocesanas y por estas Reglas 68 (1-2).
  2. Todo Oficial de Junta debe distinguirse por su vida cristiana personal, familiar y social, así como por su vocación apostólica.
  3. Presentar con su candidatura, si es de estado casado, la partida de matrimonio canónico.
  4. Seguir los programas de formación cristiana organizados por el Consejo General de Hermandades y Cofradías.

INCOMPATIBILIDADES

No podrá ser Oficial de la Junta de Gobierno quienes ejerzan cargo de dirección en partido político, o de autoridad legislativa o ejecutiva europea, nacional, autonómica, provincial o municipal.

OBLIGACIONES

  1. La Junta de Gobierno tiene amplias facultades para gobernar y administrar los bienes propios de la Hermandad, así como las limosnas o donaciones que ésta reciba.
  2. El Cabildo de Oficiales realiza el Gobierno de la Hermandad, el cual es una tarea de honor y responsabilidad por parte de cada uno de sus integrantes. Del correcto cumplimiento de las tareas encomendadas a cada Oficial, dependerá el buen desarrollo cotidiano de la Hermandad y el futuro de la misma.
  3. Los Oficiales de la Junta de Gobierno guardarán secreto de todas las deliberaciones, asuntos tratados en los Cabildos, así como de la posible diversidad que se manifieste en el transcurso de sus sesiones. Procurarán siempre guardar la unidad como signo de la presencia del Señor entre ellos.
  4. La Junta de Gobierno habrá de asistir a los entierros de nuestros Hermanos fallecidos, o bien nombrará una representación de la misma para cumplir con este piadoso acto; y, a petición de los familiares, montará una capilla ardiente con los utensilios y enseres de la Hermandad.

COMPOSICIÓN

La Junta de Gobierno, encargada de regir la Hermandad con sujeción a cuanto se dispone en las presentes Reglas y a cuantas normas canónicas le sean aplicables, se compondrá de 18 Oficiales, con los cargos que se citan a continuación:

Hermano Mayor
Teniente Hermano Mayor Consiliario
Fiscal
Secretario Primero
Secretario Segundo
Depositario Primero
Depositario Segundo
Mayordomo Primero
Mayordomo Segundo
Diputado Mayor de Gobierno Prioste Primero
Prioste Segundo
Prioste Tercero
Prioste Cuarto
Diputado de Cultos
Diputado de Caridad
Diputado de Formación y Juventud.

La Junta de Gobierno podrá designar por el periodo de su mandato a un máximo de diez Hermanos, que formarán una Junta Auxiliar, los cuales se adscribirán a los distintos Oficios y Diputaciones y si son citados.

1) HERMANO MAYOR.

  1. Al Hermano Mayor, le corresponde la máxima representación y dirección de la Hermandad, de la que es máximo responsable, así como de la Junta de Gobierno, por ser depositario de la confianza de todos los Hermanos.
  2. Funciones y obligaciones del Hermano Mayor:
    a) Presidirá todos los Cultos, Cabildos y demás actos que la Hermandad celebre.
    b) Cuidará del desempeño de las funciones encomendadas a los Oficiales de la Junta de Gobierno, teniendo conocimiento previo de las gestiones a realizar por ellos. Velará por el cumplimiento de las funciones de los demás Oficiales de la Junta, y si hubiera lugar, requerirá o amonestará privadamente al interesado antes de dar cuenta al Fiscal para la adopción de las medidas que procedan.
    c) Cuidar todo lo concerniente a las relaciones y funciones de la Autoridad Eclesiástica, Parroquia de Santa María y del Director Espiritual.
    d) Establecer, asistido por el Secretario Primero, el orden de los Cabildos de Oficiales y conjuntamente con este último, el de los Cabildos Generales.
    e) Velará por la buena marcha del Cabildo de Oficiales y Cabildos Generales, dirigiéndolos para que se cumpla el orden del día y se lleven a cabo las deliberaciones dentro del mayor orden y compostura, concediendo o retirando la palabra a los asistentes. En todas las votaciones ostentará el voto de calidad.
    f) Propondrá las vacantes que se produzcan en la Junta de Gobierno, por fallecimiento, enfermedad duradera, dimisión o cese de sus Oficiales, para su confirmación por la Autoridad Eclesiástica.
    g) Podrá delegar en el Teniente Hermano Mayor las funciones que considere conveniente, dentro del periodo de su mandato.
    h) Dar cuenta, en los Cabildos de Oficiales, de las gestiones realizadas en las representaciones ostentadas en actos a los que hubiera asistido.
    i) En caso de reconocida urgencia y necesidad, podrá adoptar decisiones que sean competencias del Cabildo de Oficiales, dando cuenta inmediata al mismo.
    j) NombraráaunOficialdelaJuntadeGobierno,paracubrirelcargoquequede vacante por ausencia transitoria de otro Oficial de Ésta.
    k) Presidir irrenunciablemente la Estación de Penitencia. En la salida matinal, podrá delegar en algún miembro de la Junta de Gobierno para que presida la misma.
    l) Autorizar con el Vo. Bo todas las actas, certificaciones, diligencias y comunicados extendidos o expedidos por el Secretario Primero.
    m) Las cuentas bancarias tendrán carácter de mancomunadas cuya titularidad ostentara la Hermandad. Se autorizarán para su gestión al Hermano Mayor, Teniente Hermano Mayor, Secretario Primero y Depositario Primero.
    n) Debe cuidar que los miembros de su asociación se formen debidamente para el ejercicio del apostolado propio de los laicos.

2) TENIENTE HERMANO MAYOR.

El Teniente Hermano Mayor auxilia al Hermano Mayor a quien asistirá y ayudará colaborando en el desempeño de sus funciones, debiendo estar perfectamente enterado de todo lo referente a la dirección y gobierno de la Hermandad.
Sustituye al Hermano Mayor, en caso de enfermedad o ausencia, gozando de las atribuciones de la Regla anterior cuando desempeñe aquella función; asimismo asumirá íntegramente dicho cargo, como interino, hasta nueva elección, en el caso desgraciado del fallecimiento de aquél, o de cualquier otra causa o motivo que origine su cese.

3) CONSILIARIO.

Es el consultor de la Hermandad en todos aquellos asuntos en los que el Hermano Mayor pida su dictamen. Ha de ser una persona de probada vida cristiana, docta y experimentada en la fé, en el servicio a la Iglesia y a la Hermandad. Deberá llevar más de quince años en la Hermandad para poder desempeñar este cargo, además de lo estipulado en la Regla 65.
El Consiliario desempeñará las funciones que reciba del Hermano Mayor y sustituirá al Teniente Hermano Mayor por ausencia o enfermedad, y ocupará su cargo en caso de fallecimiento, cese o dimisión.

4) FISCAL.

  1. El Fiscal cuya misión especial es vigilar y cuidar de que todos los Hermanos Oficiales e incluso el Hermano Mayor cumplan escrupulosamente las obligaciones generales de nuestras Reglas y las especiales del cargo que cada uno desempeñe, debe ser persona escogida y de aptitudes especiales, pues de su carácter y diligencia dimana la exactitud de los demás en el desempeño de su cometido.
  2. En caso de observar una actuación de cualquier Hermano u Oficial de la Junta de Gobierno, no ajustada al espíritu de las Reglas, podrá con el debido respeto y caridad, interesar del mismo la rectificación de aquellos actos que no se acomoden al cumplimiento de su cometido, pudiendo en caso contrario y de acuerdo con el Director Espiritual, solicitar del Hermano Mayor la convocatoria de Cabildo de Oficiales para tratar el asunto.
  3. Ocupará lugar adecuado en los Cabildos, tanto en los Oficiales como en los Generales, debiendo tener a su disposición un ejemplar de las Reglas.
  4. Podrá formular advertencias de la ilegalidad en las deliberaciones y acuerdos que se pretendan adoptar y no concuerden con el contenido de las Reglas.
  5. Informará de las solicitudes de Hermanos para dar cumplimiento a lo preceptuado en la Regla 13.
  6. Actuará como instructor en los expedientes que se incoen a los Hermanos informando a la Junta de Gobierno.
  7. Podrá revisar todo proyecto y actividad de la Hermandad, así como los documentos que ésta deba expedir.
  8. Hará que se respeten los derechos de los Hermanos al igual que podrá exigir que éstos cumplan con sus obligaciones.
  9. Portará el Libro de Reglas en la Estación de Penitencia, pudiendo delegar este cometido previa autorización de la Junta de Gobierno.
  10. Estará al tanto de cuantas disposiciones se dicten por el Rvmo. Ordinario y que puedan tener relación con la vida espiritual y religiosa de nuestra Hermandad, para que sean aplicadas y puestas en práctica dentro de la brevedad posible.

5) SECRETARIO PRIMERO.

El Secretario Primero (figurando en las presentes Reglas como Secretario) interviene en todos los actos de Gobierno y administración de la Hermandad, siendo sus obligaciones las siguientes:

  1. Efectuar la función de fedatario de la Hermandad, por lo que es el responsable de la Secretaría de la Hermandad.
  2. Recibir a los Hermanos, inscribiendo los datos en el libro destinado a este efecto, o bien en la base de datos informatizada de la Hermandad.
  3. Confeccionar, a primero de cada año natural, un listado de Hermanos por orden de antigüedad y otro por orden alfabético, donde consten todos los datos de cada Hermano, siendo firmado con el visto bueno del Hermano Mayor y posteriormente archivado en la Secretaría de la Hermandad.
  4. Expedir, con el visto bueno del Hermano Mayor, todos los certificados que se le pidan y que se deduzcan de los libros, cuentas o documentos pertenecientes a la Hermandad, y que deberán ser custodiados por él en el archivo.
  5. Expedir y firmar las citaciones para todos los Cabildos, cuando el Hermano Mayor lo disponga, así como los nombramientos de los Hermanos que hayan de constituir la Junta de Gobierno, y los de aquellos que por cese, dimisión o fallecimiento, designe el Hermano Mayor, previa aprobación de la Autoridad Eclesiástica.
  6. Notificar a todos los Hermanos mediante cartas, oficios, circulares y convocatorias pertinentes todo lo referente a cultos y actos corporativos, así como pedir las autorizaciones a las Autoridades Eclesiásticas para la realización de cultos o actos externos a desarrollar fuera del ámbito de nuestra sede canónica o Casa Hermandad.
  7. Realizar el correspondiente borrador del acta, una vez celebrado el Cabildo, que si es aprobada, la certificará con el visto bueno del Hermano Mayor.
  8. En un libro destinado al efecto, extenderá las actas de los Cabildos de Oficiales, y en otro las de los Cabildos Generales Ordinarios o Extraordinarios que se celebren, las cuales certificará con su firma y el visto bueno del Hermano Mayor.
  9. Tramitar la documentación de la Hermandad dirigida a la Autoridad Diocesana u otras asociaciones Eclesiales, si fuera necesario.
  10. Tener a su cargo el archivo de la Hermandad por lo que custodiará celosamente los libros de Actas y registros de Hermanos, así como los documentos oficiales, dando cuenta a los Hermanos que lo deseen. Dicho archivo estará bajo llaves que obrarán en su poder.
  11. Guardar en su poder el Sello de la Hermandad, con el que junto a su firma, autorizará todos los documentos de la misma.
  12. Organizar las reuniones y actos de convivencia acordados por la Junta de Gobierno de acuerdo con el Hermano Mayor.
  13. Formar parte de todas las comisiones oficiales en el seno de la Hermandad.
  14. Leer la Protestación de Fe de la Hermandad en la Función Principal y de Instituto, según la fórmula del Anexo III.
  15. No podrá retirar ningún documento del archivo sin que quede en su lugar un resguardo o fotocopia firmado por el Secretario Primero y visto bueno del Hermano Mayor.
  16. ConfeccionarlaslistasdelosHermanosparalaEstacióndePenitencia,juntocon el Diputado Mayor de Gobierno.
  17. Comprobar con puntualidad las altas y bajas de los Hermanos. Caso de fallecimiento lo comunicará al Diputado de Cultos, a los efectos que prevea la Regla 18. 2.
  18. Cuando tome posesión una nueva Junta de Gobierno, el Secretario Primero entrante reorganizará los números de los Hermanos, actualizando así la base de datos de la Hermandad.
  19. Portará el Estandarte en la Estación de Penitencia, pudiendo delegar este cometido previa autorización de la Junta de Gobierno.

6) SECRETARIO SEGUNDO.

El Secretario Segundo, colaborará con el Secretario Primero en todas sus funciones, a quien sustituirá por delegación, ausencia, enfermedad o cese, debiendo colaborar con éste en cuantas ocasiones fuese requerido para ello.

En todo caso, la distribución de funciones entre ambos se hará de mutuo acuerdo entre ellos, aunque el control de las funciones de Secretaría establecidas en la Regla 68.5, corresponde al Secretario Primero, siendo éste responsable directo de las mismas.

7) DEPOSITARIO PRIMERO.

El Depositario Primero es el responsable de toda gestión económica, así como de la perfecta ordenación económica de la Hermandad, la cual será administrada conforme mandan estas Reglas.

Las obligaciones y funciones del Depositario Primero serán:

  1. Llevar la administración de los fondos de la Hermandad, atendiendo las obligaciones de carácter ordinario, así como las originadas por acuerdo de Cabildos Generales o de Oficiales.
  2. Recaudar las limosnas, donativos y cuotas de cualquier género que reciba la Hermandad, firmando los oportunos recibos.
  3. Depositar los fondos y bienes sujetos a su custodia, en cuenta bancaria, abiertas a nombre de la Hermandad.
  4. Librar con su firma los recibos ordinarios y extraordinarios.
  5. Llevar los libros de contabilidad a los Cabildos en los que se especifiquen gastos e ingresos.
  6. Llevar la contabilidad de ingresos y gastos, archivando los correspondientes justificantes en el archivo de la Hermandad.
  7. Informar en los Cabildos de Oficiales del estado de cuentas de la Hermandad.
  8. Estar lo suficientemente documentado para informar no solo al Cabildo de Oficiales y Cabildos Generales sino también a cualquier Hermano que lo solicite.
  9. Rendir cuentas al Cabildo General Ordinario de Cuentas del mes de Diciembre, según la Regla 53, una vez autorizadas por la Junta de Gobierno.
  10. Presentar al término de cada ejercicio económico, las cuentas generales desglosadas según el Plan Contable especificado por la Diócesis, para su debida aprobación por el Cabildo de Oficiales y posteriormente por el Cabildo General Ordinario de Cuentas.
  11. Al cese de su cargo presentará, debidamente comprobado, el estado de cuentas de la Hermandad.

8) DEPOSITARIO SEGUNDO.

  1. El Depositario Segundo, colaborará con el Depositario Primero en todas sus obligaciones, a quien sustituirá por delegación, ausencia, enfermedad o cese, debiendo colaborar con éste en cuantas ocasiones fuese requerido para ello.
  2. Será responsable subsidiariamente de toda gestión económica, así como de la perfecta ordenación económica de la Hermandad.

9) MAYORDOMO PRIMERO.

Las funciones y obligaciones del Mayordomo Primero serán:

  1. Custodiar los objetos, enseres y alhajas que la Hermandad posea, llevando al efecto un libro de inventario donde consten los mismos, y en el que se anotarán, con el visto bueno del Hermano Mayor, las altas y bajas que procedan, de las cuales habrá de dar cuenta al Cabildo General. Tendrá preparado unos recibos para que cualquier artículo o bien que cojan los Priostes para el montaje de Pasos o cultos firmen su retirada y entrega bajo su responsabilidad.
  2. Preocuparse de todo lo concerniente a la Casa de Hermandad, para que esté en digna condición para cualquier acto que se realice.
  3. Entregar, previa autorización de la Junta de Gobierno o conocimiento del Hermano Mayor, cualquier bien perteneciente a la Hermandad, para ser utilizado en un servicio ajeno a ésta. La solicitud ha de ser presentada por escrito.
  4. Cuidar los enseres y objetos de la Hermandad, conservándolos debidamente, previendo su limpieza y dando cuenta en los casos en que precisen ser reparados o sustituidos.

10) MAYORDOMO SEGUNDO.

El Mayordomo Segundo, colaborará con el Mayordomo Primero en todas sus funciones, a quien sustituirá por delegación, ausencia, enfermedad o cese, debiendo colaborar con éste en cuantas ocasiones fuese requerido para ello.

11) DIPUTADO MAYOR DE GOBIERNO.

El Diputado Mayor de Gobierno es el máximo responsable de la organización y desarrollo de la Cofradía, debiendo reunir condiciones de autoridad, prudencia y celo, sin olvidar la piedad, para el desempeño de sus cometidos, siendo sus funciones y obligaciones:

  1. Organizar la Salida Procesional de la Cofradía y comunicar a la Priostía el informe para la preparación de las Insignias.
  2. Proponer al Cabildo de Oficiales los pedidos necesarios de cera y palmas para la Salida Procesional, previo informe de la Priostía.
  3. Proponer a la Junta de Gobierno a los Hermanos que hayan de ocupar los puestos de responsabilidad en la Salida Procesional de la Cofradía (Diputados de Tramo, Diputado de Cruz, Fiscal de Paso, faroles, etc.) para la designación de los mismos.
  4. Será responsable ante la Junta de Gobierno del desarrollo del Acto Procesional en cuanto a cumplimiento de horarios se refiere, quedando facultado para adoptar aquellas medidas de carácter urgente para conseguir mayor orden y esplendor durante la Estación de Penitencia, informando de ello al Hermano Mayor.
  5. Prestar colaboración al Secretario Primero en la confección de las listas de salida.
  6. Será responsable de la organización y desarrollo del cortejo en los cultos que impliquen procesión y/o traslados de los Sagrados Titulares, tanto en el interior como en el exterior del Templo.
  7. Junto con el Secretario Primero y Depositario Primero, repartirá las papeletas de sitio.
  8. Propondrá a la Junta de Gobierno el itinerario y horario de la salida procesional, para posteriormente, ser expuestos para su aprobación al Cabildo General Ordinario de Salida.

12) PRIOSTE PRIMERO.

El Prioste Primero de la Hermandad tendrá entre otras obligaciones las siguientes:

  1. Disponer el montaje de los Pasos.
  2. Tener a su cargo el exorno de los Pasos para la Estación de Penitencia.
  3. Proponer para que sea aprobado en Cabildo de Oficiales, junto con las Camareras, todo lo referente a las Imágenes para la Estación de Penitencia.
  4. Con antelación a la Estación de Penitencia, informará a la Junta de Gobierno de todo lo necesario para su montaje y adecuada celebración. Asimismo, dará cuenta periódicamente del estado de los Pasos para asegurar su adecuada conservación, restauración o nuevas adquisiciones, si fuere necesario.
  5. Será el responsable de las modificaciones y traslado de los Pasos con el visto bueno, en cada caso, del Hermano Mayor o del Director Espiritual.
  6. Será el responsable de los capataces ante la Junta de Gobierno.

13) PRIOSTE SEGUNDO.

El Prioste Segundo de la Hermandad tendrá entre otras obligaciones las siguientes:

  1. Se encargará del montaje de los altares de cultos bajo las pautas y el apoyo del Diputado de Cultos.
  2. Solicitar al Mayordomo Primero todos los utensilios necesarios para el montaje y organización de los cultos.
  3. Será el responsable en el montaje y exorno de las veneradas Imágenes, para que la celebración de cualquier culto se efectúe con la solemnidad y el decoro debido.
  4. El Prioste Segundo sustituirá al Primero en caso de enfermedad, ausencia o cese.

14) PRIOSTES TERCERO y CUARTO.

Priostes Tercero y Cuarto compartirán con el Primero y Segundo toda la responsabilidad del cuidado de los utensilios, montaje de los Pasos y altares de cultos y desempeñará las funciones que éstos le encomienden.

El Prioste Tercero y Cuarto sustituirán al Segundo en caso de enfermedad, ausencia o cese, por este mismo orden.

15) DIPUTADO DE CULTOS.

El Diputado de Cultos ha de cuidar, particularmente, que los cultos a nuestros Titulares estén en consonancia con las normas litúrgicas y con la sobriedad Evangélica que el mismo requiere, haciéndolos siempre compatibles con la dignidad y el decoro propio de nuestra
tradición. Sus funciones principales son:

  1. Organizar los cultos de la Hermandad conforme a la Regla 25, así como aquellos, que con carácter extraordinario, acuerde celebrar el Cabildo General, procurando que revistan el mayor esplendor, siempre de acuerdo con el Director Espiritual.
  2. Proponer a la Junta de Gobierno los Sacerdotes que realizarán la predicación de los mismos, debiendo consultar previamente con el Director Espiritual.
  3. Mantendrá estrecha colaboración con el Director Espiritual, siguiendo las directrices y Normas por él indicadas.
  4. Vigilar por el cumplimiento de las Normas litúrgicas, con sencillez, dignidad en el ornato y organización del culto.
  5. Proponer a la Junta de Gobierno el nombramiento de las más idóneas Camareras. Si la Junta de Gobierno cesa reglamentariamente, el Diputado de Cultos entrante comunicará a dichas Camareras que sigan en su nombramiento. En caso de que lo crea conveniente podrá sustituir parte o la totalidad de éstas.
  6. Cuidará, conjuntamente con las Camareras, que los altares estén siempre limpios y con el debido ornato de cera y flores, siendo también el responsable de la Imágenes en sus altares.
  7. Cuando lo estime oportuno, propondrá al Cabildo de Oficiales, la persona encargada de vestir o desvestir a las Imágenes.
  8. Indicará a los miembros de la Junta de Gobierno y a los representantes de otros Organismos y Corporaciones, el lugar a ocupar en los cultos y actos que realice la Hermandad.

16) DIPUTADO DE CARIDAD.

Sus principales funciones son:

  1. Interesarse por las necesidades espirituales, materiales y enfermedades de los Hermanos, con el fin de procurarles el remedio, en la medida que sea posible para la Hermandad.
  2. Recibir e informar las solicitudes de atenciones de caridad que se formulen a la Hermandad, proponiendo a la Junta de Gobierno la adopción de aquellas medidas que estime conveniente.
  3. Establecer contacto con otros grupos de caridad, tanto Parroquial como de otras Hermandades, para mejor información y coordinación de casos.
  4. Gestionar cuantos asuntos de caridad le sean encomendados por la Junta de Gobierno.
  5. Administrar los fondos económicos presupuestados en cada ejercicio para tal fin, así como las limosnas, cuotas y donativos específicos para Caridad.
  6. Cuidará de que al fallecer algún Hermano, la Junta de Gobierno cumpla lo estipulado en nuestras Reglas, sobre la asistencia a los entierros, Oficios fúnebres y Misas en sufragio de su alma.

17) DIPUTADO DE FORMACIÓN Y JUVENTUD.

La misión del Diputado de Formación y Juventud es fomentar y promover en ella el espíritu cristiano y de Hermandad, con la responsabilidad y peso que ello conlleva. Lo hará con cariño y dedicación pastoral. Sus funciones son:

  1. Organizar los retiros espirituales y convivencias de la Junta de Gobierno y de la Hermandad, tal y como disponen estas Reglas.
  2. Colaborar con el Director Espiritual en todas aquellas misiones que éste pudiera encomendarle.
  3. Atender y facilitar la formación cristiana de los Hermanos en todos sus aspectos, así como programar ciclos formativos conforme a las necesidades y orientaciones de la Iglesia.
  4. Atender a los jóvenes que deseen entrar en la Hermandad, inculcándoles las responsabilidades y satisfacciones que contraen en el juramento de las Reglas.
  5. Procurar que la vida de éstos, en el seno de sus familias y sociedad, sea ejemplo para familiares y amigos, en lo que se refiere al cumplimiento de los Mandamientos de Dios y de la Iglesia, así como el amor a la Hermandad.
  6. Organizar, de acuerdo con el Director Espiritual, cursillos y convivencias formativas, actividades de carácter religioso y cultural.
  7. Preocuparse de la formación religiosa, moral y cultural, haciéndoles ver la importancia que para sus vidas tienen esta formación.
  8. Será el encargado de crear con estos jóvenes un grupo de acólitos para ayudar en los actos de culto que realice la Hermandad.