Hermandad del Cautivo

escudo-v1-header
Cautivo
ILUSTRE Y FERVOROSA HERMANDAD Y COFRADÍA DE NAZARENOS DE LA SAGRADA ENTRADA TRIUNFAL DE JESÚS EN JERUSALÉN, NUESTRO PADRE JESÚS CAUTIVO, NUESTRA MADRE Y SEÑORA DE LAS LÁGRIMAS Y SANTA MARÍA EN SU INMACULADA CONCEPCIÓN

Capítulo I. PATRIMONIO Y RECURSOS ECONÓMICOS

Regla 39a PATRIMONIO.

El patrimonio de la Hermandad se integra por cuantos títulos, bienes, derechos y fondos le pertenecen y se acrecentará con las donaciones efectuadas o recibidas, debiéndose todo ello reflejar en un libro de inventario que llevará el Mayordomo Primero, de acuerdo con las obligaciones de su cargo, anotando en el mismo las altas y bajas con sus correspondientes causas y fechas, no pudiéndose enajenar ningún bien propiedad de la Hermandad, si antes no es aprobado en un Cabildo General por mayoría simple; a dicha convocatoria deberá asistir como mínimo un 12 % del censo de votantes de la Hermandad.

Todo esto se regulará cumpliendo el Libro V del Código de Derecho Canónico.

Regla 40a LIMOSNAS, DONATIVOS Y SUBVENCIONES.

  1. Los bienes y derechos de la Hermandad se nutrirán, en primer lugar, con las adquisiciones y en segundo lugar con las donaciones de los Hermanos.
  2. Los fondos de la Hermandad lo constituyen las cuotas y los donativos que se reciban sin un fin o destino especifico; y cuantas cuotas extraordinarias se acuerden por el Cabildo General.
  3. También forman parte de los fondos de la Hermandad, la subvención que se recibe del Consejo General de Hermandades y Cofradías de la ciudad o de cualquier otra Institución.
  4. La Hermandad respetará el uso y destino de las donaciones recibidas, debiendo solicitar permiso de los donantes para su cambio de fin o su enajenación.
  5. Las donaciones anónimas no tendrán fin ni destino específico, salvo que lo tengan implícito en su propia naturaleza.

Regla 41a EJERCICIO ECONÓMICO.

El ejercicio económico de la Hermandad, dará comienzo el 1 de Diciembre de cada año, para terminar el 30 de Noviembre de la anualidad siguiente.

Regla 42a CONSEJO DE ASUNTOS ECONÓMICOS.

Existirá en la Hermandad un Consejo de Asuntos Económicos formado por el Hermano Mayor, Teniente Hermano Mayor, Fiscal, Depositario Primero y Secretario Primero. Las competencias de este Consejo serán las siguientes:

  1. Realizar el presupuesto anual de la Hermandad.
  2. Fiscalizar el cumplimiento de este presupuesto, una vez autorizado por la Junta de Gobierno, ratificado por el Cabildo General Ordinario de Cuentas y con el visto bueno del Vicario General.
  3. Firmar todas las formalizaciones contables de la Hermandad, siendo obligatoria la firma del Hermano Mayor junto con la del Depositario Primero.
  4. En caso de necesidad o gasto extraordinario, el Consejo de Asuntos Económicos propondrá a la Junta de Gobierno la creación de una cuota extraordinaria a satisfacer por todos los Hermanos, siendo necesaria la aprobación de la misma por el Cabildo General.
  5. El Consejo de Asuntos Económicos, teniendo en cuenta las necesidades económicas de la Junta de Gobierno y las posibilidades de la mayoría de los Hermanos, propondrá a la Junta de Gobierno el importe de la cuota anual, y si lo estimara necesario, el importe de las cuotas por salida en la Estación de Penitencia. Estas cuotas deberán ser aprobadas por el Cabildo General.

Regla 43a APROBACIÓN DE CUENTAS.

Confeccionado el estado de cuentas y los presupuestos de ingresos y gastos para el próximo ejercicio por el Consejo de Asuntos Económicos, necesitarán la aprobación en primer lugar de la Junta de Gobierno y posteriormente del Cabildo General Ordinario de Cuentas, a celebrar en el mes de Diciembre. Una vez aprobados, serán enviados al Vicario General para su aprobación.

Regla 44a DESTINO DE LOS FONDOS.

  1. Los fondos de esta Hermandad se destinarán en primer lugar, a sufragar los gastos de los Cultos prescritos en estas Reglas, a la satisfacción de las obligaciones ordinarias y últimamente a las atenciones de reformas e innovaciones que se acuerden conforme a las normas establecidas.
  2. También la Hermandad destinará una parte de los ingresos brutos del ejercicio económico de cada anualidad para Fondo Común Diocesano, el cual se fijará en el presupuesto anual.
  3. En la confección del presupuesto, el Consejo de Asuntos Económicos reservará como mínimo un diez por ciento de todos los ingresos de la Hermandad, tanto ordinarios como extraordinarios, para obras sociales y caritativas de la Hermandad.

Regla 45a GASTOS EXTRAORDINARIOS.

En caso de gastos extraordinarios o imperativos no asumibles por la Junta de Gobierno, ésta aclarará la necesidad y oportunidad de los mismos, así como la forma de financiarlos en un Cabildo General Extraordinario.

Regla 46a PRÉSTAMOS.

Los préstamos que solicite la Hermandad, serán a razón de los ingresos y gastos de Ésta y se aprobarán por el Cabildo General Ordinario de Cuentas, por lo que las Juntas de Gobiernos posteriores se responsabilizarán de los mismos. En su defecto, irán avalados por los bienes de la Hermandad.