Hermandad del Cautivo

escudo-v1-header
Cautivo
ILUSTRE Y FERVOROSA HERMANDAD Y COFRADÍA DE NAZARENOS DE LA SAGRADA ENTRADA TRIUNFAL DE JESÚS EN JERUSALÉN, NUESTRO PADRE JESÚS CAUTIVO, NUESTRA MADRE Y SEÑORA DE LAS LÁGRIMAS Y SANTA MARÍA EN SU INMACULADA CONCEPCIÓN

Capítulo III. ESPIRITUALIDAD DE LA HERMANDAD

Regla 7a. VOCACIÓN CRISTIANA.

Los Hermanos han de sentirse, ante todo, personas que han aceptado consciente y libremente su Bautismo, por el que se han incorporado a Cristo y son miembros vivos de su Cuerpo, que es la Iglesia, presente para cada uno por la comunidad en la que vive con otros la fidelidad al Señor.

Regla 8a.IDENTIFICACIÓN CON CRISTO Y DEVOCIÓN A MARÍA.

  1. La Imagen de Jesucristo representada en el Misterio de la Sagrada Entrada Triunfal de Jesús en Jerusalén, y Nuestro Padre Jesús Cautivo, nos recuerda al Jesús de Nazaret, el Hijo de Dios que se hizo hombre, que se asoció al dolor de los hombres, solidarizándose con los que sufren moral y físicamente, para redimirnos de toda situación de muerte y llevarnos a una nueva vida.
  2. En la Imagen de Nuestra Madre y Señora de Las Lágrimas, se debe ver a quien se identificó con el dolor de su Hijo para salvar a la Humanidad.
  3. Veneramos la Sagrada Imagen de la Inmaculada Concepción dando testimonio cristiano del dogma de fé y proclamamos el amor sincero a María dando cultos en su honor por tan divino Misterio.

Por lo que para identificarse con esta Hermandad hay que dar el mayor culto a Dios, Nuestro Señor, y a su Santísima Madre la Virgen María; dándole preferencia al Sacramento del Altar, y procurarán la santificación de todos sus Hermanos por la práctica frecuente de la Eucaristía. Igualmente, y para mayor gloria de Dios, promoverá y estimulará la devoción y el culto al Misterio de la Sagrada Entrada Triunfal de Jesús en Jerusalén, Nuestro Padre Jesús Cautivo, Nuestra Madre y Señora de Las Lágrimas y en su advocación de Inmaculada Concepción.

Regla 9a. INTEGRACIÓN EN LA IGLESIA DIOCESANA.

La Hermandad participará debidamente en los programas generales de Pastoral de la Diócesis; así mismo, ayudará, según las disponibilidades económicas a actos de caridad con el prójimo, visitar a enfermos y socorrer a los pobres y desvalidos.